AeroSpotters Principado visita la Torre de Control del Aeropuerto de Asturias

El pasado 3 septiembre, la asociación AeroSpotters Principado, tuvo la oportunidad de visitar la Torre de Control del Aeropuerto de Asturias. Un pequeño grupo de socios de la asociación, estuvieron visitando las instalaciones que ENAIRE tiene en el aeropuerto asturiano.

Entre los miembros había ese gusanillo que suele haber en el estómago antes de que pase algo, ya que sería la primera visita de Aerospotters Principado a dichas instalaciones y una de las excepcionales visitas que suelen tener a lo largo del año.

Una vez realizados los trámites previos, Arturo Arias, Jefe de la Torre de Control nos dio la bienvenida al pie de la misma y fuimos accediendo a los distintos locales, oficinas, despachos, hasta llegar a una pequeña y estrecha escalera que nos llevaba al corazón de la torre en la última planta.

Aunque desde fuera la infraestructura parece mayor, una vez allí no lo es tanto, unos grandes ventanales nos rodeaban, dejándonos una visión distinta a lo habitual del Aeropuerto. Frente a la plataforma y la pista 11-29 hay dos puestos de trabajo, y mientras un controlador seguía haciendo su trabajo, Arturo nos iba explicando la forma que tienen de trabajar, así como lo que indicaban los distintos paneles de información, radar, estación meteorológica etc., ya que es la información que utilizan para hacer que las operaciones en el Aeropuerto de Asturias se desarrollen con normalidad y sin problemas.

Durante la visita se produjo un relevo de controladores, entrando a su puesto Celia Pulgar, que es además una de las formadoras cuando llega un controlador nuevo. Aparte de seguir comentando cosas, nos explicó cómo están las cosas para ser controlador y las distintas pruebas y controles que se tienen que realizar para renovar su autorización.

Un total de doce controladores, en distintos turnos, gestionan las distintas operaciones del Aeropuerto de Asturias. Hay días tranquilos, pero hay otros como cuando el Festival Aéreo, Premios Princesa etc. donde el número de
operaciones aumenta y la gestión del trafico se hace más complicada.

La niebla es el principal inconveniente, ya que todos los pilotos no están preparados para usar el ILS CATIII que dispone el Aeropuerto de Asturias, pero en nuestro caso no tuvimos problemas de visibilidad, ya que tuvimos un día perfecto para la visita. Mientras, los distintos vuelos se iban aproximando, aterrizando, despegando y gestionando el espacio aéreo que tienen delimitado, dentro del cual está también el aeródromo de la Morgal, dado que se encuentra justo en los límites de su gestión y frecuentemente la aviación general también tiene que usar ese espacio aéreo.

Un detalle que tiene este aeropuerto es la presencia muy a menudo de pequeños aviones ambulancia, ya que el HUCA (Hospital Universitario Central de Asturias) es uno de los centros de referencia en los trasplantes de órganos. Estos vuelos suelen tener preferencia a la hora de aterrizar y despegar, comentaba Arturo Arias.

Desde AeroSpoters Principado queremos agradecer tanto a Arturo como a Celia el trato recibido, ya que al poco de estar allí ya parecía que nos conocíamos de toda la vida, y por enseñarnos en detalle una Torre de Control Aéreo. También agradecemos al resto de la plantilla de controladores que desarrollan cada día su labor y hacen que el Aeropuerto de Asturias funcione sin problemas.

Crónica escrita por nuestro socio Roberto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *